lunes, diciembre 31, 2018

2018 (Muro de la vergüenza)

Muro de la vergüenza / Fotografía digital / 2018


Hace diez años, con una pintura naif y una fotografía que me hice con mi primer teléfono celular, inicié este sitio web, a manera de blog, con la intención de tener un punto de referencia para poder mostrar mi obra. Me puse como objetivo hacer una publicación semanal, ya fuese un dibujo, una fotografía o una pintura. A la lista se fueron sumando pequeños proyectos de video y textos. Y aunque no siempre se ha cumplido este objetivo semanal, creo que se ha mantenido bastante bien.

Habiendo pasado cinco años con el sitio pensé que podría seguir publicando en él cinco años más y si al cabo de los diez años no había logrado nada como creador, es decir, lograr entrar al panorama cultural y vivir de mi obra, lo daría por terminado. Hoy, cuando esos diez años han pasado, llegan nuevas reflexiones, la primera y la más importante, creativamente hablando, es que uno crea porque tienen la necesidad de hacerlo, no hay más. Por supuesto que sería maravilloso que las actividades que te apasionan sean las que te provean sustento, pero si no sucede, eso no cambia el deseo de crear. Al menos hasta ahora me sigue emocionando tener una cámara, un lápiz o un pincel en mis manos.

También, siendo muy honesto, sería injusto decir que mi obra no me ha retribuido algo más allá del placer de hacerla. Aunque el camino del arte es peculiar, o lo ha sido para mí, me hace feliz ver mi evolución desde el estudiante que tomaba fotos con su celular a lo que soy ahora. Además, siempre ha habido cómplices que me han llevado a nuevos sitios, enseñado, retroalimentado o simplemente acompañado.

Así que, heme aquí, en el muro de la vergüenza y al filo del 2018, a punto de dar otro paso y lanzarme sin paracaídas.

Aldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario